La innovación es irrenunciable para las empresas que quieren ser competitivas

Javier Ponce, director del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, ha intervenido en el ciclo Cantabria + para hablar del I+D+i empresarial

La innovación es irrenunciable para las empresas que no pueden obviar este objetivo si quieren seguir siendo competitivas. En este camino, que requiere proyectos viables e inversiones, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) es un apoyo fundamental, tal y como ha explicado hoy su director, Javier Ponce, en el encuentro del ciclo Cantabria + Conocimiento, que organiza El Diario Montañés en colaboración con Sodercán y en el que han participado Marcos Díaz, director general de Maflow Spain Automotive, y José María Rotaeche, director de fabricación de Edscha Santander.

Cantabria, con un importante peso de la industria, debería incrementar su acceso a la financiación de proyectos de innovación a través de las líneas con las que cuenta el CDTI. De 2012 a 2017 la financiación directa a Cantabria fue de 35 millones de euros, de las que la mayor parte fueron para proyectos del sector de materiales. «La autonomía está un poco por debajo de lo que correspondería por el peso que tradicionalmente ha tenido la industria», ha apuntado Ponce, que ha explicado que se está ultimando una línea en colaboración con Sodercán en la que el CDTI seguirá siendo la referencia, pero en la que las ayudas podrán ser complementadas por la sociedad regional.

Ponce ha explicado que el centro para el desarrollo tecnológico es ya ‘veterano’, puesto que nació en la época de la Transición (1977/1978), con lo que ha cumplido ya 40 años en los que el objetivo fundamental sigue siendo ayudar a las empresas españolas en su modernización. Más 300 personas se ocupan de la selección de proyectos, su análisis y las posibilidades de financiación.

El director del CDTI ha afirmado que en España existe todavía un desequilibrio entre la aportación pública y la privada en proyectos de innovación, ya que mientras en otros países las empresas aportan el 70/75%, en el caso español estamos en el 50%. Sin embargo, reconoció que un 82% de las empresas se autofinancian.

Marcos Díaz, director general de Maflow Spain, se ha referido a la nueva línea de producción que se ha puesto en marcha en la planta cántabra en 2013 y en nuevos proyectos como los robots colaborativos. La factoría tiene cerca de 200 trabajares y una facturación anual de 30 millones de euros.

José María Rotaeche, director de fabricación de Edscha España, ha indicado que la planta cántabra, que pertenece al grupo Gestamp, ha duplicado la facturación en 5 años gracias a las medidas innovadoras implantadas.

Fuente: EL DIARIO MONTAÑÉS / MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍN

Accede a la galería de imágenes